Carlos Casalla, el historietista que es récord mundial

Publicado el por Carmen

En la búsqueda de historias y personajes para este espacio, solemos encontrarnos con muchas sorpresas. Este mes no fue la excepción.
En el Diario Clarín, encontramos una nota que aunó la admiración y el recuerdo. Porque nos enteramos que hace poco el legendario historietista Carlos “Chingolo” Casalla marcó un record mundial tan admirable como emotivo. Porque el récord consiste en ser la persona que permaneció más tiempo haciendo la misma historieta en la historia del género. La historieta de la que hablamos es El cabo Savino, que nació en 1954 en el diario La Razón, y ya lleva casi seis décadas ininterrumpidas de galopes a caballo, peleas con cuchillos y malones indios.
Carlos Casalla tiene 87 años y continúa trabajando con la vitalidad de siempre. Sus historietas se convirtieron en la lectura habitual de varias generaciones de argentinos. En la época de gran auge del género, en las décadas del ‘70 y ’80, la Editorial Columba editó innumerables aventuras. “Crónicas de un porteño viejo” describía en memorables relatos gráficos el suburbio, con sus empedrados, tranvías, vestimentas y cierta cadencia musical. “Larson”, “El cosaco”, “Chaco” y muchos otros personajes hicieron popular un estilo, con sus caballos característicos y continuas escenas de acción.
Pero es con El cabo Savino que Casalla entró en el mundo de los récords.
La historia de “Chingolo” es también la historia de un género muy querido por los argentinos, actualmente (y lamentablemente) en vías de extinción: la historieta. Y sus comienzos, sueños y desvelos fueron similares a los de muchos de nuestros más célebres dibujantes.
Casalla se formó en la Academia Nacional de Bellas Artes y aprendió el oficio de historietista del entrañable José Luis Salinas.

Hacer historietas, tal como se entiende hoy, no figuraba en ningún libro de aquellos años. “En los diarios se publicaban tiras históricas, no de personajes originales. Se representaban libros como Los tres mosqueteros. Pero historieta no, eso lo teníamos que aprender solos”, recuerda.
Casalla comenzó tímidamente a “meter” historietas con su sello en diarios como La Razón y Crítica, apenas para hacerse un lugar en el ambiente. “Nos pagaban por cuadro publicado, había plata si la historieta iba bien y se publicaban muchos cuadros”. Cuando comenzó a participar de las publicaciones de la célebre Columba llevaba unos 10 años en el ambiente del dibujo profesional. “Con el dinero que me pagaban dibujando me hice dos casas en Bariloche sin préstamos, imaginate. Yo siempre quise ser libre, la historieta me dio una libertad esclava pero que me permitió venir acá en el ‘62 y no tener jefes arriba mío”, explica.
Casalla está actualmente instalado en Bariloche. Dibuja y publica diariamente las historias de su personaje en las páginas del diario Río Negro y, una o dos veces por semana, continua desarrollando y disfrutando su otra pasión: toca jazz con sus hijos, sobrinos y amigos en distintos reductos de la ciudad.
Un ejemplo de vida, de creatividad y de vitalidad que nos deja reflexionando.

Esta entrada fue posteada en Reflexiones con los tags . Bookmark the permalink.

Una respuesta a Carlos Casalla, el historietista que es récord mundial

  1. claudia dice:

    me acabo de adherir al monotributo, pero los pasos siguientes me dijeron que debia hacerlos por internet, solo me dijeron que debia aportar mensualmente aprox 400$ sea autonomo clase 3, y yo queria aportar como ama de casa el minimo de aprox 150. quiero saber como darme de baja, de alta, al de ama de casa. hurgando en afip llegue hasta el cupon de pago como ama de casa clase L y figuro como monotributista clase 3. desde ya muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>