Reflexiones: Correr a los 101

Publicado el por Carmen

Fauja SinghEscribió Shakespeare en su obra Enrique IV: “¿Qué me importan a mí los músculos, la estatura, el cuerpo y el tamaño de un hombre? Denme su espíritu.”
Y la cita parece adecuarse perfectamente al hindú Fauja Singh, quien con sus 101 años es el maratonista más anciano del mundo hasta el momento.

Fauja desafió los límites y la “lógica” desde el principio, ya que corrió su primera carrera… ¡¡a la edad de 89 años!!
A partir de ese momento, participó en varias carreras y maratones.

“Quiero que los jóvenes se inspiren para hacer actividad física y la mantengan en sus vidas”, dice el maratonista. “Con suerte, verán el disparate que es consumir drogas. También quiero que los adultos mayores se embarquen en esa experiencia, si yo pude correr mi primera maratón tan tarde en la vida, nadie debería usar la excusa de la vejez como una barrera”.

Las hazañas de Fauja lo llevaron a romper récords en ocho categorías distintas, incluyendo su mejor tiempo de 5 horas y 40 minutos en la Maratón de Toronto de 2003. Sus logros le consiguieron una invitación a almorzar de la reina Elizabeth II y el papel protagónico de comerciales de televisión junto a David Beckham.

Harmander Singh, su entrenador desde hace 13 años, recalca el entusiasmo de Fauja. “Ha sido mi mejor entrenado, siempre haciendo más de lo que yo esperaba. Yo le sugería una carrera de 10 kilómetros y él me preguntaba “¿Por qué no de 20?”.
Para Harmander, las mayor virtud de Fauja es que es un hombre “simple y humilde, que siempre se mantuvo cerca de su fe”.
Los dos establecieron en Londres el club de correr ‘Sijes en la ciudad’, que los llevó a participar en maratones interreligiosos en todo el mundo.

Pero el valor, la voluntad y la inteligencia de todo maratonista, y también de toda persona que viva plenamente, reside en saber cuándo cambiar de rumbo, en conocer el propio límite y no llevar las cosas a extremos que derrumben todo lo logrado.
Es por eso que Singh decidió retirarse de las carreras oficiales.

“Reconozco que las distancias largas se están convirtiendo en un reto y participar en carreras es una gran presión para mí porque me gusta que me vean pasándola bien y no batallando por llegar a la meta”, dijo. “No estoy triste y quiero retirarme estando en la cima. He logrado todo lo que quería y no hay más récords para romper”.

La última carrera oficial de Fauja fue una de 10 kilómetros en Hong Kong, el 24 de febrero pasado. Completó los 10 kilómetros en 1 hora y 32 minutos. Después de cruzar la línea de llegada, nuestro héroe le dijo a los numerosos periodistas presente: “Voy a recordar este día. Voy a extrañar esto”.
A partir de ahora, la religión y eventos deportivos de caridad serán su foco de acción, así como “conocer a gente a un ritmo más relajado”, según declaró.

Los logros de Fauja se han convertido en un punto de referencia para los científicos del deporte. “Ha demostrado el límite de la capacidad humana”, dijo el profesor José Gonzales-Alonso, Director del Centro para Medicina de Deportes y Performance Humana en Londres. “Estoy seguro de que él va a motivar a otros corredores de la tercera edad a mejorar sus marcas”.

Este mes elegimos homenajear a Fauja Singh en este espacio de reflexión, porque nos parece otro ejemplo de lo que es capaz de lograr la voluntad, el coraje, y sobre todo la capacidad de pensar distinto las diferentes etapas que nos toca correr en esta vida, cada una con su largada y su llegada, cada una con sus caídas y sus laureles, pero todas con la posibilidad de reinventarse y llegar a la meta.

¡Hasta la próxima!

Esta entrada fue posteada en Reflexiones. Bookmark el permalink.

Una respuesta a Reflexiones: Correr a los 101

  1. maridel dice:

    ME ATRAPA LA VOLUNTAD,LAS GANAS,EL QUERER HACER DE ESTA PERSONA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>